Análisis de la subida de permanencia de contratos Vodafone hasta 36 meses

| enero 28, 2012 | 6 Comentarios

Ayer publicábamos en Operadoras Móviles la noticia de que Vodafone aplicará hasta 36 meses de permanencia desde el 1 de febrero en los nuevos contratos y permanencias asociadas a un teléfono móvil.

El debate ha sido elevado tanto en el post como en la entrada de Menéame que incluso llegó a portada. No obstante son pocos los que parecen saber el motivo de este cambio en la política de Vodafone.

Las subvenciones de terminales

Uno de los gastos más importantes para una operadora es el que hace pagando a los proveedores de terminales, marcas como Samsung o Nokia, para adquirir terminales en cantidades ingentes a un precio si bien más reducido que lo que costaría una unidad libre, más caro que lo que luego cobran a los clientes a los que se los venden.

Esto podría parecer raro ya que es una operación por la que pierden dinero. El caso es que nunca va separada de una permanencia, esto es, una obligación por contrato a consumir un mínimo al mes junto con la imposibilidad de cambiarte de compañía sin pagar una penalización.

Básicamente la operadora hace una inversión en un dispositivo confiando en que eso repercuta en una ganancia mayor que dicha inversión cuando el cliente esté muchos meses gastando dinero desde su nuevo móvil y su tarjeta Vodafone.

El equilibrio

Esto debe suponer un equilibrio entre la inversión inicial y el esperado ingreso. A largo plazo tiene que generar más dinero el cliente del que Vodafone paga por el móvil, el que gasta en mantener la parte de infraestructura proporcional del cliente, los sueldos, alquileres, etc. El concepto es tan simple como obvio, ha de ganar más de lo que gasta.

Si este equilibrio, inclinado hacia la parte de los ingresos, ya que no podemos perder la perspectiva de que es una empresa y su fin último es crear beneficios, no se da la compañía, en este caso Vodafone, ha de girar para lograrlo.

Las permanencias

Hasta ahora Vodafone ha estado empleando permanencias de 18 o 24 meses según el modelo de terminal. Es una decisión que tomó en su momento y que nadie le obligó a realizar, ya que las permanencias de 24 meses son legales. En muchos países, como Estados Unidos, las de 24 meses son prácticamente las únicas que hay.

Otras operadoras españolas también han usado, al menos parcialmente, estas largas permanencias.

El problema radica en que los usuarios cada vez demandan terminales más potentes, equipados y por tanto caros. Un ejemplo de ello es el Samsung Galaxy S2, o el iPhone 4S, los mejores terminales del mercado que se han visto y vendido mucho. La cuestión es que no siempre se han asociado a gastos que cubran esas inversiones.

Las OMVs

La contratación de un móviles subvencionado nunca es una obligación y operadoras móviles virtuales, que alquilan la red de las grandes, basan su estrategia comercial en eso. Apuestan por unas tarifas muy bajas, en comparación con las grandes, porque no tienen que hacer frente a pagos tan elevados en concepto de muchos aspectos, pero sobre todo de terminales a los fabricantes.

Los amagos de portabilidad

Al contrario de lo que muchos creen, los amagos de portabilidad no deberían ser un problema para la compañía que los sufre, ya que las reglas son establecidas por ella. SI necesita subir los precios, aumentar las tarifas o negar un móvil a un cliente que no merezca la pena tiene completa potestad para hacerlo. Es cierto que siempre se corre el peligro de que se vaya a otra operadora, pero la operadora tiene que elegir si quiere todos los clientes posible so sólo aquellos que están en un cierto segmento de mercado.

La posibilidad de comprar un móvil libre y pagarlo ya sea al contado o a plazos es algo que cada vez se ve menos extraño. Pero sobre todo no hay que olvidar que hay terminales muy decentes que no son excesivamente caros. Por unos 300 euros tenemos terminales que pueden pasar perfectamente los dos años de uso como el Nokia Lumia 710 o el SonyEricsson Xperia Neo V. Prorrateando el coste hablamos de poco más de 10 euros al mes.

Conclusión

Las operadoras tienen todo el derecho de cambiar las cláusulas de los contratos futuros, mientras no cambien unilateralmente los actuales, y los consumidores a cambiar de compañía si la actual no les satisface. El problema radica en cuando ese gesto supone un empeoramiento para los usuarios, algo a lo que no suelen estar acostumbrados.

Sobre el autor ()

Tecnófilo aficionado a los smartphones desde el 2003. En 2009 cofundé la red de bemoob. Podéis encontrarme en Google Plus y en Twitter (@alvarezdelvayo).

Comentarios (6)

  1. yopersonaje dice:

    Tela, huele a cláusula abusiva: con lo bien que se está sin permenencia para abandonar cualquier operadora ante erroes en factura, mala atención al cliente, falta de cobertura, etc.

  2. armando dice:

    Muy claro todo. Quien no opte por un móvil libre, se verá atado a esto y más y cada vez más fuerte. Una libertad que solo tú puedes tener si escoges tu operador, tu móvil y así además de ahorrar dinero no tendrás que estar atado. Piénsalo. Nadie regala nada! Pero de ahí a que te laven el cerebro de que te lo están regalando…. y encima te lo creas, piensa, sé libre!

    Un saludo.

  3. xabyto dice:

    36 meses? Exagerado!!! Pero si cuando compras el móvil ya está obsoleto, y tienes que estar tres años obligados a quedarte con ellos, más a parte toda la primada que acabas pagando por el teléfono, que te cuesta el doble de lo que vale libre. Grandullones, abusones, grandullones, abusones. Yo siempre libre, y en la compañia que quiera en cada momento.

  4. Sergio dice:

    Me parece que esto les puede hacer perder clientes. Prefiero pagar un poco más por el terminal y estar menos tiempo de permanencia.
    Primero, la garantía suele durar solo dos años. Si se te estropea en el tercero, que? Pagas la reparación? No mola.
    Segundo, tres años con el mismo móvil? Con los avances actuales hacen que en 2 años un móvil ya esté para renovar, y que mejor que aprovechar ofertas de portabilidades. Al menos sé de mucha gente que va a pasar de quedarse “enganchado” 3 años con el mismo aparato xD

  5. joserra dice:

    lo de dos años de garantia ya me extraña, despues de 6 meses te dicen que has echo mal uso y a demostrar que nos es verdad (con peritos de por medio) al final sale mas caro demostrar que lo que cuesta el movil. Lo digo por experiencia

Escribe un comentario