Chromebook Pixel, ¿por qué Google Chrome OS y no Android?

| marzo 7, 2013 | 0 Comentarios

En torno al mundo de Google, el famoso gigante de las búsquedas que ahora parece tener el foco puesto en todo lo que pueda generar dinero, no dejan de sucederse las noticias día tras día. Noticias y rumores, en parte alimentados por la propia compañía con los movimientos que va realizando o con los anuncios de próximos eventos, como el “Game changer” de su próximo Google IO.

Nadie duda de la superioridad de Android en prácticamente todos los aspectos. Ventas, número de terminales activos, introducción en distintos mercados. Basta decir que el 90% de los smartphones en España son Android (y un 80% de los mismos son Samsung) para darnos cuenta de hasta qué punto ha llevado Google a su niña bonita, al sistema operativo que ha cambiado el panorama, un panorama que hasta hace bien poco era dominado por Apple y su iOS. Y sin embargo está siempre presente la paradoja de mantener dos sistemas operativos que a todas luces deberían ser uno sólo: Android y Chrome OS.

Google, que durante mucho tiempo ha estado desarrollando un sistema operativo, Google Chrome OS, para plataformas X86, portátiles y ordenadores de sobremesa, ha decidido ir más allá y no contento con lanzar el sistema operativo ha decidido apoyarlo mediante hardware. Y de la misma forma que a la introducción de Android ayudaron en mucho los dispositivos Nexus, ahora el Chromebook Pixel parece querer hacer lo mismo con Chrome OS. Pero la pregunta es evidente, ¿por qué Chrome OS y no Android?

Chromebook Pixel

El Chromebook Pixel cuenta con 12,85 pulgadas con resolución 2560×1700 de pantalla táctil a 239 ppp. Intel Core i5 con gráfica de Intel. 4 Gb de memoria RAM y 32 ó 64 Gb SSD con 100 Gb de almacenamiento en Google Drive. Cámara web con grabación a 720p y 1,52 Kg de peso con unas dimensiones de 297,7 x 224,6 x 16,2 mm de grosor. Batería con autonomía de 5 horas. Dispondrá de versión sólo WiFi y otra que tendrá también LTE.

Nadie duda de que el Chromebook Pixel sea un excelente terminal en prácticamente todas sus especificaciones, aunque su limitada autonomía (5 horas) no se corresponde con el precio al que el modelo sale al mercado, unos 1500 dólares o 1300 euros. Si nos fijamos en ASUS y en su gama Transformer, nos podemos dar rápidamente cuenta de que el formato de ordenador portátil, aunque sea un tablet convertible, con Android puede tener mucho futuro. Incluso los chicos de ASUS se han lanzando a la piscina con el Asus Transformer All in One, un pc de sobremesa con sistema operativo dual, Android y Windows 8.

Si nos atenemos a características propias del sistema operativo, Android podría correr perfectamente en el Chromebook Pixel y convertirlo, de la noche a la mañana, en un éxito de ventas. Pero Google apuesta por Google Chrome OS y creemos saber por qué, como ahora razonaremos.

Si se siguen de cerca los movimientos de Google con Android nos daremos cuenta de que el sistema operativo empieza a sonar cada vez menos a nivel de marca y el más claro exponente de este argumento es el reciente MWC de Barcelona. Cientos de terminales con Android en los que la palabra Android parecía lo menos importante. Capas personalizadas de fabricantes sobre el sistema operativo, diferenciándolos entre ellos, y poca o ninguna referencia a la versión de Android contenida en cada terminal. Si a esto sumamos el que Google ni siquiera montó su ya tradicional stand en la feria podemos suponer que quizá el gigante de Mountain View quiere dar un vuelco a la marca.

Android y Chrome

Tal vez, y esto sólo es una suposición, la fusión entre Android y Chrome OS esté más cerca que nunca y así se consiga un único sistema operativo capaz de correr en cualquier dispositivo inteligente que pueda enchufarse a la corriente eléctrica. Sólo esto podría explicar la extraña decisión de Google de dotar a este portátil de pantalla táctil de un sistema operativo que sigue sin convencer a nadie pese a las bondades que promete, como el casi inagotable espacio en la nube a través de Google Drive.

En Mayo se producirá el Google IO y somos muchos los que esperamos una versión de Android, la 5.0 Key Lime Pie, que se haya fusionado al fin con Chrome, aunque tal vez el nombre adoptado sea Chrome 5.0 Key Lime Pie. Tal vez eso justifique toda esta inversión ya que el anuncio inmediato sería que el Chromebook Pixel pasaría a portar Android de la noche a la mañana.

Y quizá así sería un terminal verdaderamente deseable. Aunque siempre nos quedaría la eterna pregunta en cuanto a los sistemas operativos, ¿dónde está el software?

Sobre el autor ()

Blogger, diseñador gráfico y web, por ese orden. Uso Android y adoro a Batman. Tecleo mucho todos los días en el Grupo Bemoob y algún día me gustaría escribir un libro. No soy rico.

Escribe un comentario