¿Deben fusionarse los sistemas operativos móviles y los de escritorio?

| febrero 11, 2013 | 4 Comentarios

A raíz de cierta estatua de Android que se ha visto fotografiada en el campus de Google en Mountain View han comenzado a surgir rumores sobre una posible fusión futura de Android con Chrome OS. Los dos sistemas operativos de Google, uno enfocado a terminales móviles y el otro diseñado como sistema de escritorio, parecen estar destinados a acabar siendo uno y esto es motivo más que suficiente para que comentemos qué impacto puede tener sobre los distintos sistemas operativos una fusión de este tipo.

Comentaremos el caso de los sistemas operativos móviles más conocidos y usados, y sus hermanos de escritorio, como Microsoft con sus Windows Phone y Windows 8/RT, el de Apple con iOS y MacOSX y también, por qué no, el reciente caso de Ubuntu y Ubuntu Phone. Cada uno con sus peculiaridades dadas sus debilidades y fortalezas.

Windows

Windows Phone Logo 600

Fusión entre Windows Phone y Windows 8/RT

Es quizá el caso más claro de fusión cuyos primeros pasos ya han sido orquestados. La futura unión entre ambos sistemas operativos es algo que ya ha sido puesto en palabras por el propio Bill Gates, otrora CEO de la compañía, y nadie, ni siquiera Steve Ballmer, ha salido a la palestra para acallar los rumores o matizar las declaraciones. Sería, sin duda, un completo triunfo para Microsoft dado que Windows Phone continúa avanzando muy lento, y con bastantes errores, en el mercado de la telefonía móvil.

El hecho de contar sólo con la potencia de Nokia y apoyos puntuales como los de HTC con sus HTC 8X y 8S o de Samsung con sus Ativ, merma la capacidad de Microsoft de introducir un sistema operativo muy atractivo en lo visual pero aún muy verde en cuanto a funcionamiento. Sistema operativo que, pese a llevar ya algún tiempo en el mercado, empieza a ser amenazado por otros recién llegados al mercado como Ubuntu Phone OS, Firefox OS y en menor medida por Sailfish OS de los chicos de Jolla.

Incluso Samsung, si llegase a completar el lanzamiento de Tizen, pondría en serios aprietos al que hasta ahora era considerado como el claro tercer puesto en el podio de sistemas operativos móviles. Blackberry, antes RIM, no supondría de momento ninguna amenaza dado que se encuentra en proceso de recuperación de su caída libre con el lanzamiento de su Blackberry 10, por lo que habría que esperar a comprobar su evolución en este sentido y ver si recupera la que durante mucho tiempo fue su posición en el podio de los sistemas operativos móviles.

El dominio de Microsoft con Windows 7/8/RT en el mercado de los ordenadores personales podría saltar de forma natural a los móviles si todos los sistemas fuesen el mismo y, por tanto, los programas completamente compatibles. El salto del portátil al móvil será natural y entonces Microsoft llevaría una gran ventaja a sus competidores dado que Windows es el rey indiscutible en un mercado de miles de millones de usuarios.

Android

Android Logo 600

Fusión entre Android y Chrome OS

Desde hace mucho tiempo venimos diciendo que Google lo ha hecho al revés aunque quizá la jugada pueda salirle bien. Cuando lo habitual es venir del mercado de sistemas operativos de escritorio y saltar a los móviles, caso de Microsoft, Apple e incluso de Ubuntu, Google lo hace a la inversa pero con dos marcas diferenciadas, algo incomprensible. Duplicación de esfuerzo que parece innecesaria cuando la marca Android es realmente potente.

La aparición de los Chromebook, cada día más presentes entre nosotros y ahora con el anuncio del sorprendente Chromebook Pixel, elaborado por los propios ingenieros de Google, supuso la aparición de algo que no era muy habitual hasta el momento. Supuso que surgiese la sensación de que no se sabía exactamente hacia dónde se dirigía Google. ¿Para qué duplicar? Colocar la marca Android, reina de los sistemas operativos móviles, a un portátil, teniendo total compatibilidad entre las aplicaciones compradas desde el móvil y las ejecutadas en el Chromebook, o Androidbook, habría sido algo mucho más potente.

Hay fabricantes que se han animado a allanar el terreno a Google en este sentido, como Asus con sus Asus Transformer. Estos tablets híbridos, con su dock con teclado y batería extra, han demostrado cuán cómodo puede ser trabajar con Android como si de un portátil normal y corriente se tratase, incluso con las ventajas de disponer de una pantalla táctil. Al estilo de Microsoft con sus Surface pero con la buena imagen de que goza Android frente al denostrado Windows que parece estar estrellándose con su versión 8/RT.

Los rumores apuntan a que Key Lime Pie podría ser al fin la primera versión de Android que corriese en móviles, tablets, relojes, frigoríficos, portátiles. Un sistema operativo para todo. El mismo, nada de versiones ni portados. Idéntico. Dado que 8 de cada 10 terminales vendidos en el mundo son Android, ¿qué representaría eso para el mercado de los ordenadores portátiles? Sólo haría falta el apoyo de la industria de desarrollo para llevar a Android las aplicaciones más potentes que sólo se encuentran presentes en Windows y MacOSX, y unas pocas en Linux.

Apple

iOS logo 600

Fusión entre iOS y MacOSX

Apple es, de largo, quien más fácil lo tiene para fusionar sus sistemas operativos móvil y de escritorio. Si los de Cupertino quisieran, iOS 7 funcionaría igual en un Mac que en un iPhone o iPod. ¿El motivo? El control absoluto sobre el hardware. Si hay algo en lo que Apple aventaja claramente al resto de su competencia es que no desarrolla para dispositivos compatibles lo que le da un control total sobre la ejecución de sus sistemas operativos.

El principal problema de esta fusión radicaría en la interfaz de iOS, diseñada específicamente para pantallas táctiles y cuya operatividad con ratón y teclado se antoja muy compleja. No obstante, un cambio en el diseño de la interfaz es algo que se ha venido reclamando por los propios usuarios de iOS desde hace ya algunas versiones, dado que la actual da la sensación de antigua a causa de la poca evolución de la misma. ¿Es iOS 7 la excusa para fusionar ambos interfaces?

No cabe duda de que Apple sabe cómo construir interfaces realmente estéticas y usables. No hay más que observar MacOSX y ver cuánto hay, copiado o inspirado, de él en otros sistemas operativos como el propio Windows o Linux. ¿Sabría Apple diseñar una UI para su sistema operativo móvil que fuese realmente innovadora y permitiese una fusión entre sus sistemas operativos? Y en caso de que se animarse a hacerlo, ¿qué marca prevalecería?

Ambos nombres tienen mucha fuerza, tanto iOS como MacOSX. Sin embargo, si preguntásemos a mil usuarios de iPhone cómo se llama el sistema operativo de su móvil quizá más de la mitad no sabrían decir el nombre exacto, tan sólo el número de versión y puede que ni eso. ¿Prevalecería MacOSX frente a iOS? Tal vez optar por Apple OS sería lo más correcto tras la fusión. El hecho claro es que, aparte de la elección del futuro posible nombre, sería bastante interesante que los esfuerzos de Apple se centrasen en el desarrollo y mejora de un único sistema. Al fin y al cabo, como dijimos antes, ellos lo fabrican todo.

Ubuntu

Ubuntu Phone Logo 600

Fusión entre Ubuntu y Ubuntu Phone OS

El último en llegar al mercado de la telefonía móvil ha sido Ubuntu, sin contar con que Tizen puede venir de camino, y pese a que ni tan siquiera cuenta con terminales físicos aún, algo prometido para 2014 como muy pronto, pronto podremos ver versiones suyas corriendo en terminales Android como el Nexus S, fabricado por Samsung. El hecho de partir de una misma base hace que puedan funcionar en hardwares muy parecidos o incluso idénticos con unos cuantos ajustes del sistema operativo.

Pese a su juventud, parece claro que Ubuntu y Ubuntu Phone OS están destinados a ser uno en un periodo de tiempo no muy elevado, y es que Canonical ha invertido una buena cantidad de tiempo y dinero en el desarrollo de un sistema operativo móvil con la intención de ganar suficiente cuota de mercado para atraer hacia sí a los desarrolladores y crecer como lo ha hecho Android hasta el momento.

Lo tendrá difícil, está claro, pero a su favor cuenta el hecho de que Ubuntu sea posiblemente la distribución de Linux más popular, algo de estabilidad tras años en los que no se sabía si decantarse por Fedora, Debian, Gentoo… como decimos, estabilidad que le ha servido para cobrar el suficiente nombre como para atreverse a entrar en el mercado de los móviles donde ni Mozilla con Firefox OS ni Jolla con Sailfish OS se lo querrán poner fácil.

En el punto de mira, convertirse en el rey indiscutible de las distrubuciones de Linux y cazar a Windows Phone en la carrera por ser el tercer sistema operativo móvil en discordia si Blackberry no se recupera, algo que parece improbable pero no imposible.

Sobre el autor ()

Blogger, diseñador gráfico y web, por ese orden. Uso Android y adoro a Batman. Tecleo mucho todos los días en el Grupo Bemoob y algún día me gustaría escribir un libro. No soy rico.

Comentarios (4)

  1. Guillermo Acosta I dice:

    Refieres a las potentes aplicaciones en Microsoft y Mac que no las hay en Linux. Será conveniente que rectifiques o aclares, de lo contrario estarás cometiendo un grave error de conocimiento.

    La audiencia (lectores) requiere conocer la verdad de los avances tecnologicos para formarse criterios auténticos y fiables.

    Gracias.

    • Samuel F. dice:

      Siento si te has sentido ofendido al ser usuario de Linux, Guillermo, al menos así lo entiendo. Sólo tienes que irte al software de diseño gráfico, diseño editorial, procesado en 3D, etc. Todos tienen, con mayor o menor potencia, equivalencia en algunos programas para Linux, pero es complicado encontrar a grandes desarrolladores dando soporte para Linux de sus versiones en Mac y Windows.

      ¿Alternativas? Por supuesto. ¿Softwares originales como tal? No.

  2. Jorge dice:

    Sería un paso deseable, que cada fabricante adoptara 1 solo SO simplificaría muchas decisiones de compra por parte de los usuarios, o al menos tener 1 SO móvil y otro de escritiorio, al estilo iOS/Mac OS X, no como Windows que vuelve a apostar por muchísimas versiones a cada cual más compleja: windows phone, rt, 8, pro, enterprise, 32 bits, 64, bits… Es para darles con un ladrillo en la boca

    • Samuel F. dice:

      Deberian buscar la sencillez, como tú bien dices Jorge. La unión entre sistemas operativos móviles y de escritorio permitiría a los usuarios elegir un ecosistema u otro y no tener que andar cambiando de interfaces o programas entre móvil y pc.

Escribe un comentario