Revisamos a fondo el LG Optimus G con vídeo review en HD

| mayo 24, 2013 | 0 Comentarios

Hoy traemos por las páginas de Goponygo a uno de esos teléfonos móviles por mayúsculas que acaban destacando en cualquier vitrina de una tienda y en las manos de sus afortunados usuarios, estando dirigido a la gama más alta de precio y prestaciones: el recientemente aparecido en España LG Optimus G. Este excelente móvil con Android Jelle Bean 4.1.2 se ha dejado esperar demasiado por estas tierras, habiendo venido, por ello, con ciertas desventajas frente a móviles de similar gama mucho más recientes, como el omnipresente Samsung Galaxy S4 o el metálico HTC One. Por poner algunos ejemplos, claro. Pero no es penséis que esas pequeñas desventajas van a conseguir que nuestro LG Optimus G se acobarde, porque lo cierto es que este smartphone con Android posee todo lo necesario para convertirse en un objeto de deseo, tal y como os vamos a destapar en este análisis y review. ¿Nos acompañáis mientras desnudamos todo lo que nos ofrece la nueva propuesta de LG?

Bonito por fuera, con doble cara de cristal Gorilla Glass 2, una cámara excelente de 13 megapíxeles, software personalizado propio con detalles visuales de excelente calidad… El LG Optimus G posee carisma y personalidad propia, que huye de convencionalismos para ofrecer una propuesta personal sobresale por su uniformidad. Parece que no pudiese destacar en sólo un aspecto y, en realidad, lo hace con todos, obteniendo un equilibrio de calidad que se mantiene invariable en lo alto de la tabla. Sin obviar sus inconvenientes, que los tiene. Como descubriréis ahora mismo.

Por fuera

Review al LG Optimus G

El LG Optimus G por fuera

Este teléfono con Android es bello y atractivo por fuera, manteniendo unas líneas rectas que, lejos de verse demasiado comunes, mantienen un aporte propio de personalización suavizando las esquinas y aligerando el diseño de elementos que puedan recargar el mismo, obteniendo un frontal uniforme y negro, un contorno en el borde igual de sencillo donde destaca una banda plástica de estilo metalizado y una parte trasera que sigue el mismo esquema, destacando únicamente su lente cuadrada de 13 megapíxeles en la parte superior. Pero es en los detalles pequeños donde el LG Optimus G se hace con los elogios, ofreciendo unos sutiles reflejos bajo su cara posterior, un corte recto que, sin embargo, se ve suavizado en los cantos y, sobre todo, un acabado “premium” de doble cara de cristal endurecido Corning Gorilla Glass 2 que consigue aportarle un toque de lujo que sienta bien al tacto y a la vista. Sin que por ello se vea un smartphone frágil.

El diseño de este LG Optimus G está medido para que, a pesar de poseer una pantalla suficientemente grande de 4.7 pulgadas, esta encaje sin aportar un excesivo tamaño al conjunto, manteniendo el peso ligero gracias a los materiales plásticos con la seguridad y sensaciones positivas del doble cristal y, sin que el propio cristal sea demasiado grueso, presentando un grosor muy fino que consigue ampliar su acabado de calidad. No podemos decir que moleste el uso en la mano ya que se adapta perfectamente a la palma permitiendo una experiencia grata y cómoda, sin que encontremos demasiadas dificultades a la hora de movernos por la pantalla, apretar los botones o usar la cámara. Quizá el tacto del plástico podría ser algo más suave (como el contorno del LG Nexus 4, teléfono que se basa en gran medida en el aspecto del LG Optimus G), pero sólo sería por ponerle una pega. Aunque hay una que sí que no podemos obviar: la situación del altavoz trasero mitiga en exceso el sonido al apoyar el smartphone sobre una superficie, algo que el desequilibrio por grosor de la lente de la cámara no consigue paliar.

Review al LG Optimus G

Por dentro

Review al LG Optimus G

El LG Optimus G por dentro

Como es algo lógico en un teléfono móvil de su categoría, este que analizamos hoy presenta unos componentes de última generación, aportando el máximo de potencia y de calidad que corresponde a un móvil de grandes prestaciones. Aunque el retraso del lanzamiento pone a algunos de dichos componentes en una posición de ligera desventaja frente a otros de la competencia, empezando por la pantalla. Esta se ve de lujo en el LG Optimus G gracias a los procesos de montaje del panel y a la calidad del mismo, obteniendo una nitidez en la imagen, en sus colores y en el brillo de la pantalla que son dignos de mención. Con una respuesta al toque finísima, claro. Pero no tiene la resolución Full HD que necesitaría para encajar en lo habitual para esta temporada dentro de su categoría, quedándose en 1280X768 píxeles para su pantalla de 4.7 pulgadas. No queremos decir que la imagen se vea empañada por este punto, porque no sería cierto. Pero sí que podríamos esperar un escalón superior.

En cuestión de procesador ocurre lo mismo: el LG Optimus G monta un chip de Qualcomm Snapdragon S4 Pro de 1.5 gHz que está algo por debajo de los Snapdragon 600 de nueva generación (o los futuros 800, que están ya aquí) que montan otros contrincantes como el HTC One. No quiere esto decir que se vean ralentizados el sistema, las aplicaciones o los juegos, porque realmente se mueven rápido y fluido en este teléfono móvil. Pero, al ritmo que evoluciona la tecnología (y al precio que se cobra el smartphone), se queda un poco por debajo de sus similares. Además, encontramos junto al procesador principal una GPU Adreno 320 para potenciar los gráficos en 3D, convirtiendo al LG Optimus G en una máquina de juegos. Junto a los 2 GB de memoria RAM y 32 Gb de memoria interna. Debemos de tener en cuenta que este smartphone está construido de forma sólida, por lo que no podremos cambiar la batería (de 2100 mAh). Tampoco incluye expansión por SD Card, por lo que el almacenamiento interno no es ampliable. En lo que a duración de la batería, esta aguanta algo menos de 2 a horas a la máxima potencia y con la pantalla encendida, ampliándose a algo más de 5 horas reproduciendo vídeo en 1080p y unas 8 o 9 horas con un uso moderado del móvil.

Review al LG Optimus G

Con respecto al resto de características del terminal, decir que su sistema de posicionamiento por GPS y GLONASS es rápido y muy fiable. Sin problemas tampoco para las conexiones a redes móviles y por WiFi, guardando compatibilidad con DLNA, con la opción de compartir la pantalla a través del protocolo Miracast y de archivos vía NFC. El LG Optimus G posee un sonido correcto sin que tampoco llegue a lo que correspondería por su gama, con graves poco profundos y agudos que tienden a reverberar, sobre todo por su altavoz externo. Como hemos dicho, la salida del altavoz no está bien diseñada, mitigando en exceso el sonido si lo tenemos sobre una superficie plana. Además, y cumpliendo con las conexiones a dispositivos exteriores, este móvil de LG posee HDMI a través de la salida micro USB con MHL, completando el elenco el Bluetooth 4.0.

Review al LG Optimus G

Centrándonos ahora en uno de los aspectos clave de este LG Optimus G, que no es otro que el de su cámara con sensor de 13 megapíxeles, vemos que la lente se enclava en la parte posterior sobresaliendo en exceso del cuerpo del móvil y rompiendo ligeramente con su diseño. En lo que se refiere a su calidad, observamos que realiza capturas de mucha calidad con unos colores suficientemente reales y sin excesiva tendencia a la saturación. Los contornos no acusan demasiado ruido, aunque las imágenes en sí quizá pequen de falta de nitidez. Aunque no nos engañemos: sus 13 megapíxeles rinden muy bien para casi todas las situaciones, teniendo una interfaz de cámara agradable y con bastantes opciones. Además, encontramos un modo de captura que lanza fotos antes y después de disparar, eligiendo posteriormente la mejor. Modo HDR, ráfaga y disparo activado por voz, algo tremendamente útil (aunque las palabras que lo activan son algo rebuscadas). En lo que respecta al vídeo, la calidad final se sitúa en los mismos márgenes que la foto, aunque quizá los colores se vean algo más pálidos acusando de cierta precisión en el estabilizador automático. Y con calidad de vídeo a 1080p y 30 fps. Además, nos encontramos con una cámara delantera de 1,3 megapíxeles.

Review al LG Optimus G

Software y programas

Review al LG Optimus G

Software y aplicaciones en el LG Optimus G

Como suele ocurrir con los móviles Android que vienen excesivamente personalizados por el fabricante, en LG vemos una interfaz muy marcada que huye del estilo Holo propio de ICS y superiores, apostando por un launcher pulido con inspiración en la naturaleza. Muy del estilo de TouchWiz en Samsung aunque sin mostrarse tan pesado, fluyendo perfectamente y sin que nos hayamos topado con FC’s o recargas al salir a los escritorios. Los detalles gráficos de calidad están por todas partes: desde el método de desbloqueo con el efecto de la gota que se abre mostrando lo que hay debajo a las transiciones entre escritorios personalizables, pasando por la barra de notificaciones con conectores rápidos también editables donde brilla una app con luz propia QuickMemo. Con ella podremos crear notas rápidamente o capturar pantallas, siendo práctica para estas acciones aunque, quizá no la panacea (aquí tenéis un análisis a fondo de QuickMemo). El menú de aplicaciones también está personalizado así como el de ajustes, mostrando el aspecto uniforme de la interfaz y siendo atractivo a la vista y al tacto. A nosotros nos gusta el rumbo que marca LG en su launcher, aunque reconocemos que puedan haber usuarios a los que no les atraiga tanto tanta personalización.

En el apartado de apps exclusivas (además de QuickMemo), nos encontramos con la tienda propia de aplicaciones de LG, apps de backup, un diccionario con traducción simultánea mediante la cámara, editor de vídeo, galería de fotos personalizada con modo de eliminación por arrastre (entre otras funciones), Radio FM, libreta de notas y widgets propios, entre los que destacan el excepcional widget del tiempo. Este es atractivo a la vista con animaciones y predicciones que que dan un toque de color al escritorio, convirtiéndose en una marca de la casa.

Review al LG Optimus G

Tras haber hablado de la interfaz y de sus puntos positivos, hablemos un poco de la versión de Android incluida. Aquí luce Jelly Bean 4.1.2 que, si bien se puede considerar bastante actualizada, pensamos que debería de tener ya instalada la versión 4.2. Sabemos cómo se las gasta LG con las actualizaciones, y no acabamos de entender que mantenga a un tope de gama con una versión anterior. Más teniendo en cuenta que Android jelly Bean 4.3 debería de estar al caer, quedando un poco más atrás.

Análisis en vídeo

Análisis y review al LG Optimus G en vídeo

No retrasemos más el momento clave: aquí está el LG Optimus G en todo su esplendor, posando para nuestra cámara de vídeo mientras se deja analizar por todas sus caras. Esta vídeo review pertenece a nuestro análisis al terminal que publicamos justo ayer en FAQsAndroid, complementando la información sobre el terminal con un buen puñado de opiniones, fotos y muestras de cámara. Además del vídeo que viene justo a continuación…

Si dijéramos que el LG Optimus G no nos ha gustado mentiríamos, porque lo cierto es que nos ha parecido un móvil a tener muy en cuenta. Su diseño sencillo posee algo que no deja indiferente y mucho que enamora, quedando en un equilibrio donde le resulta imposible pasar desapercibido. Bastante cómodo en la mano, fino, en el margen de lo que podría considerarse un móvil ligero, con una pantalla que no se puede considerar pequeña y, sobre todo, que queda encajada a conciencia en el diseño, disponiendo de una calidad excelente a la vista. Sí, aunque se le eche en falta una resolución Full HD. O un procesador más acorde con sus adversarios. Pero no hay que dudarlo: un smartphone es la suma de todas sus características a las que se le han de restar sus inconvenientes. Y el balance es muy positivo.

Review al LG Optimus G

Quizá no sea el teléfono con Android que más nos gusta de los que han pasado últimamente por nuestras manos, pero sí que se alzaría al podio de los cinco primeros. Incluso de los de tres, disponiendo de una interfaz que no se hace excesivamente pesada y con el toque visual que demanda un software a la altura, aunque con el habitual inconveniente de las actualizaciones de LG. Desde luego, nosotros os lo recomendamos. Su diseño en doble cara de cristal asombrará a propios y extraños, llamando la atención cuando lo pongáis sobre la mesa. Y disfrutando cuando lo utilicéis, igual que nos ha ocurrido a nosotros,

Sobre el autor ()

Escritor aficionado y profesional del "picateclas", soy un enamorado de los móviles desde que cayó en mis manos un Alcatel One Touch Easy de Airtel hace más de doce años. Adoro Android y ya he tenido cuatro móviles con este sistema. Colaboro en varias páginas más de la red de bemoob y podéis encontrarme en Twitter, soltando cualquier cosa que se me pase por la cabeza. Y es una amenaza...

Escribe un comentario