WhatsApp tiene un problema de base con la seguridad

| marzo 15, 2012 | 0 Comentarios

whatsapp-cobrara-a-sus-usuarios

Un tema recurrente cada cierto tiempo es el de la aplicación WhatsApp, un fenómeno que ha supuesto una ruptura con la forma de comunicación entre personas. Sin embargo, este éxito no parece que fuera algo tenido en cuenta en su nacimiento, por lo que la seguridad podría ser la causa de su caída, según vemos en un artículo de RTVE. ¿O no?

WhatsApp y la seguridad

En el blog Security by default vemos cómo ha sido aceptablemente fácil para alguien con conocimientos de informática acceder al número (estimado) de usuarios de WhatsApp en España así como a sus actualizaciones de estado, algo que, en teoría, no debería saberse a no ser que tengas a esa persona como contacto.

El problema parece ser de concepto, y es que la propia aplicación no cifra convenientemente los mensajes y, además, no los borra de las bases de datos aunque el usuario sí lo haya hecho de su teléfono móvil.

Cómo arreglarlo

A los creadores de Security by default no se les ocurre una buena forma de mejorar la seguridad basándose en la aplicación. Según comentan:

“El problema de la aplicación es que está muy mal diseñada desde el principio. Nadie pensó en la seguridad y ahora lo están pagando. Están ‘muriendo’ de éxito”.

Así pues, a no ser que los creadores de WhatsApp decidan focalizar sus esfuerzos en arreglar eso, no parece que se vayan a solucionar estos problemas. Y no son los únicos. Por lo visto, también es factible suplantar una identidad en la aplicación.

pagar-whatsapp-o-no

La seguridad no importa

No obstante hay algo que pocas personas admiten cuando se habla con los medios pero que estos informáticos no han tenido problema en comentar. Algo que es vox populi pero que no está bien visto. Y es que la seguridad es algo que no importa a los usuarios de aplicaciones como WhatsApp en particular y de cualquier aplicación en general.

Deberíamos estar preocupados por que nuestras conversaciones fueran intervenidas por alguien, pero realmente es algo que a muy poca gente le quita el sueño. El que se convirtiera en una aplicación de pago seguramente generaría muchísimo más rechazo que estos problemas. Ya hablamos en profundidad de esta aplicación en el tercer podcast de bemoob.

A esto hay que sumarle el problema de las cadenas falsas y la viralización de cualquier inconveniente de la red.

La competencia

Bajo este panorama es posible que Joyn, la versión de WhatsApp de las operadoras, tenga una opción siempre que no se establezca como la versión de pago de WhatsApp al menos al principio. No obstante es crucial que la seguridad sea algo más importante para las operadoras, aunque sea por el miedo a la judicialización de estos fallos informáticos.

En el momento en el que haya alternativas claramente más seguras estará en las manos de los usuarios el cambiar, o no, de plataforma, ¿tú lo harás?

Sobre el autor ()

Tecnófilo aficionado a los smartphones desde el 2003. En 2009 cofundé la red de bemoob. Podéis encontrarme en Google Plus y en Twitter (@alvarezdelvayo).

Escribe un comentario