Análisis en video de SPB Shell para Symbian (2ª parte)

| junio 3, 2010 | 4 Comentarios

Os traemos la segunda parte del video del análisis de SPB Shell, una aplicación que sirve para modificar la interfaz gráfica de forma drástica.

El de la primera lo publicamos hace unos días y podéis verlo aquí.

Os dejo con el video de la segunda parte:

Imagen de previsualización de YouTube

Podéis descargar la demo y si os gusta comprarlo.

Sobre el autor ()

Tecnófilo aficionado a los smartphones desde el 2003. En 2009 cofundé la red de bemoob. Podéis encontrarme en Google Plus y en Twitter (@alvarezdelvayo).

Comentarios (4)

  1. Dani dice:

    Muy bueno, yo uso Symbian y al parecer esto cambia de una manera casi radical.

    Un saludo!.

  2. Raúl Fragoso dice:

    Hola amigo shoah.

    Nuevamente sorprendiendome con la segunda parte de SPB Shell. Muchas felicidades.

    Por cierto, te había comentado de mi problema de saturación en C:. Seguí tus consejos y todo a la perfección.

    Muchísimas gracias.

    Ya bajé la aplicación y estoy en proceso de instalación.

    Veamos como me va.

    Un abrazo.

  3. lisongero dice:

    donde están los widgets online??
    he jugado con ella antes de los dos videos, he visto los dos videos y no he visto por ningun lado los widgets online. Se le puede poner accesos directos como comunities o facebook pero no son widget. sabeis donde se ponen, o es que no se pueden poner en el trial y si se puede al comprar el programa??
    Un saludo.

  4. David G dice:

    He visto una nueva aplicación para e-mail muy prometedora en mi 5800, he configurado mi correo en un abrir y cerrar de ojos y la usabilidad está bastante lograda. Tiene un curioso visor de documentos “on-line” que funciona con PDFs.

    Es MOBILE DOCUMENTS, está en beta, se puede descargar de OVI gratuítamente y sus puntos débiles son que no tiene visor HTML de e-mails y que cuando he intentado enviar un e-mail no he logrado introducir la dirección en el primer intento. El resto ha sido muy intuitivo sin entrar en menús ni diálogos.

Escribe un comentario