Qué pasaría si Nokia se aliara con Microsoft

| febrero 9, 2011 | 0 Comentarios

Nokia-windows-phone

Los últimos rumores sobre el memorándum interno de Stephen Elop, jefe de Nokia, a sus empleados sobre que su “plataforma está ardiendo” y la posible cancelación del rumoreado Nokia N9 con Meego han desatado las especulaciones de un Nokia con Windows Phone 7, ya que Android parece ser oficialmente el enemigo.

Pero, ¿qué ocurriría si realmente se diera esa alianza?

Las declaraciones de Elop demuestran que en Nokia son conscientes de la importancia y gravedad del presente, en la que la gama alta la tiene el iPhone y Android se posiciona como un enemigo en todos los frentes. Por el momento ya le ha quitado el primer puesto a Symbian como sistema operativo más vendido. Además, siguiendo con la gama baja, es un hecho que Nokia pierde cuota de mercado en este segmento.

La compañía finlandesa declaró hace unos días que el Nokia E7 sería su terminal estrella en este año y, aunque así sea en ventas, si no tienen anda con lo que responder a los Android de doble núcleo o al futuro iPhone 5 tienen un verdadero problema.

Terminales como el Nokia N8 y el Nokia C7 van en la dirección correcta, pero no son ni de lejos suficientes como para contrarrestar el efecto iPhone y sobre todo Android que ha empezado en 2010 pero seguro que aumenta en 2011.

Así pues, ante la lentitud operativa de Meego y el estancamiento de Symbian, Nokia podría optar con aliarse con uno de los grandes, Microsoft, de donde proviene el mismísimo Elop, y con quien tiene buenas relaciones.

Para Nokia esto supondría varias cosas:

  1. Posibilidad real de introducirse en el mercado estadounidense que siempre le ha sido tan reacio, de la mano de uno de los gigantes de aquel país.
  2. Uso de un sistema operativo funcional, estético, moderno y con muy buena prensa.
  3. Plataforma de juegos muy exitosa, XBOX, que puede hacer frente a los gigantes de la AppStore y PlayStation Suite para Android.

En el otro lado tenemos a Microsoft, con una apuesta tremendamente arriesgada por los sistemas operativos móviles y que no acaba de despegar. Lo que ganaría la empresa americana sería:

  1. Apoyo de uno de los mayores fabricantes de teléfonos móviles del mundo.
  2. Utilizar la potente imagen de marca de Nokia fuera de Estados Unidos.
  3. Tener un aliado de éxito en la gama baja para introducir Windows Phone en este segmento y poder competir con Android.
  4. Posicionarse en un momento en el que se venden más smartphones que ordenadores.

Nokia no tiene muchas opciones una vez que descartó la compra de Palm y pocos socios en el terreno del hardware podrían aportarle tanto a Microsoft como la comañía finlandesa, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría están aliados con Google en Android.

Así pues Nokia y Microsoft podrían hacer frente a Apple, Sony y Google a la vez y con posibilidades de ganar.

Sobre el autor ()

Tecnófilo aficionado a los smartphones desde el 2003. En 2009 cofundé la red de bemoob. Podéis encontrarme en Google Plus y en Twitter (@alvarezdelvayo).

Escribe un comentario